martes, 15 de enero de 2008

Menestra de verduras

Ingredientes

· ½ coliflor.
· ½ brécol.
· ¼ de judías verdes.
· 2 cebollas.
· 1 lata de guisantes.
· 6 zanahorias.
· 6 alcachofas.
· ¼ de coles de Bruselas.
· 2 cucharadas de pimentón.
· 1 cucharada de harina (opcional para espesar).
· Sal.
· 4 cucharadas de aceite de oliva.
· 250 gramos de jamón.

Receta

1. Empezaremos por pelar las cebollas y trocearlas para freírlas en el aceite de oliva a fuego medio.

2. Mientras se fríen las cebollas troceamos el jamón, si es blando lo hacemos en tiras, si es duro en cubitos.

3. Limpiamos las verduras con abundante agua fría. Pelamos las zanahorias y las alcachofas, troceamos el brécol y la coliflor, quitamos los nervios de las judías verdes y preparamos todas las verduras en trocos proporcionales.

4. Una vez frita la cebolla añadimos el jamón y dejamos que se fría un poquito. Después retiramos la olla del fuego y añadimos el pimentón y lo tostamos.

5. Una vez tostado el pimentón, añadimos las verduras y las cubrimos con agua. Dejamos que hierva por espacio de 20 minutos.
Nota
El resultado de la menestra puede variar en función de si queremos que quede con o sin caldo. Si queremos caldo obviamos la harina y al añadir el agua nos aseguraremos de que haya un par de dedos más de agua que verduras. El caldo se puede dejar al servir, preparar a parte para beber o apartarlo para servir de base para guisos posteriores. Si queremos una menestra espesa, entonces añadimos la harina en el paso 4 y no cubrimos todas las verduras con el agua.

2 comentarios:

Ajsc dijo...

Hola: No se me había ocurrido añadir pimentón. Me gusta la idea. Hay sitios que rebozan las verduras, añaden otras carnes en vez de jamón, ponen huevo duro para engordar la salsa, en fin, convierten esta estupenda receta en un magnífico plato único. Tu receta resulta mucho más ligera y más adecuada para los tiempos que corren.
Saludos

el gastrónomo de A cielo abierto dijo...

A veces coincide que lo más sencillo es también lo más conveniente.

En este caso me recreo con las verduras y los diferentes matices que aportan por separado y juntas.

El jamón sería perfectamente prescindible pero le da un toque de sabor buenísimo.